Perfumerías Sans | ¿Sabes cuál es el colorete que se adapta a tu rostro?
876
single,single-post,postid-876,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.2,vc_responsive
 

¿Sabes cuál es el colorete que se adapta a tu rostro?

colorete

¿Sabes cuál es el colorete que se adapta a tu rostro?

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

El colorete, rubor o blush es uno de los accesorios más importantes en maquillaje y también el más olvidado. Pues es el truco infalible para dar vida a tu rostro.

Es el atractivo perfecto para comprar y comprar por sus infinidades de colores y texturas… Y la cruda realidad es que no nos paramos a pensar: ¿Realmente es el adecuado para mi? ¡A qué te he sorprendido!

A la hora de usar este magnífico “must” hazlo muy suave y usando la cantidad justa y necesaria. De lo contrario, podrías arruinar tu maquillaje en una sola pasada y acabar con un look artificial.

¿DÓNDE?

Vaya, otra pregunta con un gran misterio. Es más fácil de lo que nos pensamos. Recuerda: no es pintura es un toque de color discreto.

Para lucir un cutis fresco y natural aplica el colorete en la mejilla y difumina hacia la sien. Por lo contrario, si lo que deseas es pronunciar el pómulo, la descarga del color hazla en medio hacia la sien y difuminando hacia la mejilla. Este efecto consigue un rostro más definido sin necesidad de retoques.

TIPOS

Los tipos que encontramos en la actualidad son compactos, en crema, barra, líquido, espuma o mousse.

Polvo compacto: Es el más común y utilizado por nosotras. Da un aire fresco a nuestra piel. Su aplicación es muy sencilla con una brocha ancha o más fina. Es ideal para el tipo de cutis mixto o graso.

En crema: Está hecho a base de cera y pigmentos coloreados. Su composición es parecida a la de una barra de labios. Es resistente al agua y es ideal para la época de verano. Se aplica con la yema de los dedos o una esponja. Está indicado para pieles secas o normales, ya que en pieles grasas produce exceso de brillo.

En barra: Su textura es ligera y se desliza suavemente. Da un aspecto natural y sofisticado. La aplicación puede ser con esponja, brocha o yema de los dedos.

Líquido: Su formato es como la de una base de maquillaje. Su textura es muy ligera. Con poca cantidad es suficiente. También puedes aplicarlo con brocha, esponja o yema de los dedos.

Mousse o Espuma: Da un aspecto mate pero con un toque de brillo. Se extiende muy fácil y es duradero. Ideal para las jornadas largas de trabajo. Aporta mucha frescura al rostro. Aplicar con esponja.

TONALIDADES

Hoy en día hay una gran extensa gama de tonalidades, pero cada color produce un efecto diferente en nuestro rostro. Por ejemplo, el rosa da un aspecto juvenil y fresco, mientras que el rojo es más llamativo. Los terracota nos dan la sensación de piel bronceada, siempre que se usen sin excesos. El coral nos aporta un look dulce y radiante. Y si prefieres destacar las mejillas escoge las tonalidades ciruela, vino o fucsia.

COLOR DE PIEL

Claras: Los colores que debes escoger son en rosa, lila o melocotón.
Oscuras: Los terracotas y los marrones son la mejor opción.
Rosadas: Tonos afrutados como la gama de los naranjas o corales, incluso marrones.

Por último, a la hora de escoger un blush fíjate en los colores de las sombras y labios. Un maquillaje con harmonía es la clave.

Con esta guía de consejos podrás un lucir siempre un magnífico look. Ahora te toca a ti ponerte manos a la obra.

¡¡Hasta la próxima!!

Ali

Compartir:

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Sin Comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR